Warning: explode() expects parameter 2 to be string, array given in /var/www/vhosts/sukartean.com/public_html/wp-content/plugins/seo-ultimate/includes/jlfunctions/arr.php on line 50

Warning: array_map(): Argument #2 should be an array in /var/www/vhosts/sukartean.com/public_html/wp-content/plugins/seo-ultimate/includes/jlfunctions/arr.php on line 51

Warning: array_map(): Argument #2 should be an array in /var/www/vhosts/sukartean.com/public_html/wp-content/plugins/seo-ultimate/modules/meta/meta-keywords.php on line 125

Warning: array_diff(): Argument #2 is not an array in /var/www/vhosts/sukartean.com/public_html/wp-content/plugins/seo-ultimate/modules/meta/meta-keywords.php on line 127

Warning: array_slice() expects parameter 1 to be array, null given in /var/www/vhosts/sukartean.com/public_html/wp-content/plugins/seo-ultimate/modules/meta/meta-keywords.php on line 128

Warning: implode(): Invalid arguments passed in /var/www/vhosts/sukartean.com/public_html/wp-content/plugins/seo-ultimate/modules/meta/meta-keywords.php on line 129

Zona Sur

Atardecer en Las Bardenas Reales

Entre las últimas estribaciones verdes y húmedas de la cordillera montañosa y el límite de Bardenas se encuentra esta tierra de contrastes y de tránsito entre las montañas del Pirineo y la fértil llanada del Ebro.

ZONA MEDIA: Olite, Tafalla y Sangüesa

Entre las últimas estribaciones verdes y húmedas de la cordillera montañosa y el límite de Bardenas se encuentra esta tierra de contrastes y de tránsito entre las montañas del Pirineo y la fértil llanada del Ebro.

Paisaje

Foz de Arbayún en otoño

Foz de Arbayún en otoño. Sukartean.

Os emocionarán: La foz de Lumbier -transitable a pie por el recorrido de la antigua vía del tren Irati- y la de Arbayún -un auténtico micro-hábitat preservado de la mano del hombre gracias a su difícil acceso-. Disfrutaréis con: El embalse de Yesa que – en otoño, deja al descubierto su balneario de Tiermas- y nos invita a aprovechar las propiedades de sus aguas cálidas y de sus barros. La laguna de Pitillas – el humedal mas extenso de Navarra y zona de especial protección-, un paraíso para la observación de numerosas especies de aves, que cuenta con un importante observatorio.

Historia

Foto cedida por el Gobierno de Navarra

Palacio real, Castillo de Olite. Turismo Navarra.

Salpicada por tierras de secano y viñedos -con los que se elaboran grandes vinos con denominación de origen Navarra- la zona Media también es rica en historia. Reviviréis la Prehistoria en los dólmenes de Artajona o los yacimientos de las Eretas; y la romanización, en los yacimientos arqueológicos de Andelos (Mendigorria) o Santa Criz (Eslava). Aunque, nuestro fuerte, la época de mayor esplendor y con más joyas artísticas y arquitectónicas es el medievo: castillos, torreones, palacios, iglesias o monasterios, sobre todo, románicos. El más importante es el Monasterio de Leire (s. XI) -corte real, sede episcopal y panteón de los reyes de Navarra- que alberga joyas como su cripta, el túnel que lleva a ésta o la puerta Speciosa del siglo XII. La sorpresa también se esconde en la Valdorva, valle recóndito lleno de tesoros; la portada enigmática de Sangüesa; y el pequeño pueblo de Artaiz, con su recientemente restaurada iglesia de San Martín y un centro de interpretación del románico. Podremos revivir historias de encuentros y desencuentros visitando el impresionante cerco de Artajona y su iglesia-fortaleza de San Saturnino (s. XI-XIII) -muralla muy bien conservada- ; restos y castillos en Cáseda o Gallipienzo; el famoso castillo de Javier o el casco urbano de Olite. Esta ciudad medieval -que ya existía en época romana- brillo con luz propia en la baja Edad Media, como sede favorita de los reyes de Navarra. En el s. XV, Carlos III el Noble construyó el impresionante palacio de los reyes de Navarra -el mejor gótico civil de Navarra y entre los más notables de Europa- hoy reconvertido en el Parador nacional de turismo Príncipe de Viana-. Junto al Palacio, la iglesia de Santa María -gótico del s. XIII-, escenario de grandes festividades y actos solemnes de los monarcas navarros. Cerca de allí, en Ujué destaca de su esencia medieval la iglesia de Santa María (románico-gótica). La villa es atalaya privilegiada con las vistas más majestuosas y completas de Navarra. La ciudad de Tafalla es la cabeza comarcal y centro de servicios de la zona. Posiblemente fundada por los árabes, a partir de una fortaleza-vigía del acceso al territorio cristiano de Pamplona en los s. VIII y IX. En el s. XV, época de esplendor, duplicó su superficie y se rodeó de murallas. Carlos III construyó un palacio real que coincidió en importancia con el de Olite, del que no queda nada. Pero posee un rico patrimonio histórico y artístico, como la iglesia gótica de Santa María. O, convento de las Concepcionistas Recoletas (s. XVIII) típicamente barroco y el aledaño Palacio de los Mencos. Durante la Edad Media, Sangüesa -la localidad con más renombre de la Zona Media oriental- fue bastión fronterizo con el reino aragonés. Por eso, pueblos colindantes como Aibar, Gallipienzo, Cáseda o Petilla de Aragón (cuna de Santiago Ramón y Cajal) se sitúan en altos y riscos, desde los que observar y vigilar con facilidad. La ciudad está repleta de joyas arquitectónicas como la iglesia de Santa María la Real, una de las más importantes del románico español, cuyo elemento más fotografiado es su portada (s. XII). La influencia de la ruta tolosana del Camino de Santiago se hace patente en la iglesia de Santiago (románica y gótica) y en la gótica de San Salvador (s. XIII). En el casco urbano, numerosas casas palaciegas que recuerdan su pasado señorial como la casa consistorial (s.XVI) de estilo renacentista o el Palacio de Ongay-Vallesantoro (s. XVII) barroco con fachada churrigueresca. En el claustro gótico del Convento del Carmen, con música, vestimenta y decorados de época, se celebran en agosto las cenas medievales. Muy cerca se encuentra el Castillo de Javier (s. X, con importantes remodelaciones a lo largo de los siglos). Construido en la zona de paso del Camino de Santiago y de la muga con el antiguo reino de Aragón, es la cuna de San Francisco Javier, patrón de Navarra y de los misioneros. En cuya memoria se celebra, en marzo, la célebre Javierada, multitudinaria peregrinación en la que participan miles de navarros y creyentes de toda España.

Gastronomía

Típicas pochas de Navarra

Típicas pochas de Navarra. Gourmet Image.

El menú de la zona media ofrece verduras frescas extraordinarias de las huertas de Tafalla y Sangüesa, regadas por las aguas de los ríos Cidacos y Aragón. Borrajas, acelgas, espárragos o cardo, que pueden degustarse por separado o en una menestra. Son famosas las alubias “pochas” de Sangüesa, aderezadas con un sofrito vegetal y acompañadas de guindillas verdes en vinagre. Como segundo plato, destacan el cordero, ya sea asado, al chilindrón o en calderete con patatas y el ajoarriero de bacalao con caracoles, cangrejos o gambas. En Ujué, hay que probar las migas de pastor, que incluyen como ingredientes pan seco, ajo y tocino. La comida debe ir acompañada de buenos vinos, tintos o rosados. Son famosos los de Olite, con un clima mediterráneo idóneo para el cultivo de la uva, celebra cada año la fiesta de la vendimia. De postre, podemos escoger entre melocotones con vino, leche frita o arroz con leche. Y para digerir mejor la suculenta comida, qué mejor que una copa de mistela de guindas o del omnipresente pacharán. La gastronomía es la causa principal de la profusión de ferias en esta tierra. Ferias de ganado, concursos relacionados con la ganadería y la alimentación, entre ellos los de oveja latxa, conejo y cerdo. Con el objetivo de desarrollar la zona a través del mercado de este hongo, en diciembre, se celebra en la Valdorva la feria de la trufa.

Tierra Estella y Valdizarbe

Tierra Estella y Valdizarbe saben a Mediterráneo, bastión de frontera y camino de leyendas. Situadas al suroeste de Pamplona, las sierras de Urbasa y Andía son su límite norte; los ríos Ebro y Arga las acotan al sur y al este, respectivamente; y La Rioja y Álava, al oeste.

Paisaje

Tierras de viñedo

Tierras de viñedo

El clima frío de Urbasa-Andía, Lokiz y Codés contrasta con la sequedad de las llanuras, más meridionales. Estas sierras cobijan parajes más propios del norte navarro, como el parque natural del Nacedero del Urederra o el valle de Lana -apodado la “pequeña Rusia” por la crudeza de sus inviernos-. A medida que abandonamos los bosques y prados de montaña donde pasta el ganado, el clima se seca y el paisaje se allana. Campos de cereal y viñas dan paso, junto a la ribera de sus ríos, a plantaciones de pimientos y esparragueras. Tierra Estella tiene paisajes fantásticos que invitan a disfrutarla: podemos pasear por el monte en sus tres sierras; “perdernos” en el bosque del Nacedero del Urederra; practicar deportes acuáticos en el embalse de Alloz; y observar un sinfín de especies avícolas en el Humedal de Las Cañas, cerca de Viana.

Arquitectura

Iglesia de Santa María de Eunate

Iglesia de Santa María de Eunate.

El Camino de Santiago es el hito más importante e influyente de esta Comarca, origen de su rico patrimonio arquitectónico. Pasillo de muchas de sus localidades y motor de la construcción de iglesias, conventos, monasterios, palacios y castillos, ha dejado en la zona un rico poso histórico y muchas leyendas. A lo largo de este tramo jacobeo encontramos excelentes muestras románicas, góticas y barrocas: iglesias románicas como Ntra. Sra. de Eunate -con su enigmática base octogonal- o la del Santo Sepulcro de Torres del Río, conviven con los templos barrocos de San Gregorio Ostiense y Sta. María de Viana y su espectacular portada plateresca. Ideales para “desconectar”, nos atrapará el silencio de los magníficos claustros de sus monasterios. De incalculable valor histórico y arquitectónico, visitaremos el de Iranzu (s. XII-XIV) o el de Irache (s. XI), primer hospital de peregrinos y primera universidad de Navarra. En Puente la Reina, se cruzan la rutas procedentes de Roncesvalles y de Somport. Esto la convierte en una de las localidades más importantes de todo el Camino. Plagada de monumentos arquitectónicos, si hay que destacar uno por emblemático, ese sería el puente románico (s. XI) que da nombre a la población.

Historia

Foto propiedad de Sukartean

Puente románico del siglo XI en Puente la reina. Sukartean.

Tierra Estella y Valdizarbe tienen una rica y extensa historia. Del paso del Imperio Romano dan fe la planta bien conservada de la ciudad de Andelos -en Mendigorria-, o la Villa de Arellano. Su condición de frontera de los reinos de Navarra y Castilla y escenario de contiendas entre ambos hizo necesaria la construcción de numerosos castillos. Tras la derrota, muchos de ellos fueron totalmente derruidos. Pero, todavía podemos observar los restos de los de Monjardín y Peralta, o el -recientemente restaurado- Castillo de Marcilla. El recinto amurallado de Viana llama la atención y confiere su aspecto medieval a la ciudad. Estella -también llamada la ciudad del Ega, por el río que la vertebra- es la capital de la comarca. De marcado carácter comercial, por su estratégica ubicación, ha sido históricamente lugar de mercados y ferias. Gracias al Camino, cobró verdadera importancia en el medievo. Sus virtudes eran alabadas en el Codex Calixtinus (s. XII). Las crónicas mencionan el establecimiento de grupos visigodos. La zona fue durante siglos de dominio musulmán y- en tiempos de reconquista- limite entre cristianos y musulmanes. Contaba también con una influyente comunidad judía que trajo riqueza pero, también, disensiones entre sus vecinos. El Museo del Carlismo muestra la huella profunda que ha dejado este movimiento histórico entre sus vecinos y en sus campos como, por ejemplo, en la Batalla de Montejurra. Uno de los oficios más pintorescos, extinguido por el tiempo y el progreso, fue el de carbonero. Muy arraigado en el valle de Lana, inspiró la historia de uno de ellos, “Tasio”, obra del cineasta navarro Montxo Armendariz.

Gastronomía

Gourmet-image

Bodega de vinos. Gourmet Image.

La calidad de sus vinos, con tres denominaciones -Navarra, Rioja y Cava-, y la gran cantidad de bodegas de todo tipo y tamaño convierten al enoturismo en otro de sus grandes atractivos -si no, el mayor-. En temporada, las calles huelen a pimientos recién asados. En la huerta de la zona meridional, destaca el cultivo de los del piquillo -en la zona de Mendavia y Lodosa, con denominación de origen-. Otras variedades de gran calidad se cultivan en Puente la Reina. De septiembre a noviembre, se pueden comprar asados y pelados en diversos lugares. El oro blanco, el espárrago – símbolo de la gastronomía Navarra- se cultiva en esta zona con denominación de origen y extraordinaria calidad. Su mejor acompañamiento es el aceite de oliva navarro, que acaba de obtener denominación de origen. Y, si además le agregamos unas lascas de uno de los tesoros más preciados y escasos, la trufa negra, el plato será de alta gastronomía. Nueve meses oculto en su subsuelo, el oro negro tiene en Metauten un museo en su honor. En los ríos que nacen de los acuíferos de Urbasa-Andia, hay magníficos ejemplares de truchas que los vecinos cocinan tradicionalmente acompañadas de jamón. En lo que a carne se refiere, uno de los platos más populares es el gorrín o cochinillo asado. En ocasiones, va acompañado de pochas y también, de alubias rojas -la legumbre que se produce en Tierra Estella es excelente-. El pastoreo de ovejas en las sierras de Urbasa y Andia está asociado a la elaboración de extraordinarios quesos artesanos bajo la denominación de origen Idiazábal. También, se producen excelentes embutidos y jamones -la zona de Aguilar de Codés tiene un clima propicio para su secado-; deliciosos dulces; y conservas -elaboradas en numerosas plantas envasadoras de la zona-.

TUDELA Y RIBERA

Un desierto con su oasis. Lo más llamativo de la Ribera es su contraste entre las Bardenas Reales -uno de los desiertos más áridos de la península Ibérica- y el valle del Ebro –la huerta navarra, regada por el río más caudaloso, también, de la Península-.

Paisaje

Shutterstock

Desierto de las Bardenas reales en un momento de tormenta

El Desierto de las Bardenas Reales fue declarado Reserva de la Biosfera por la Unesco el año 2000. Muchos localizadores de spots, vídeos y películas eligen este paisaje, entre Lejano Oeste y paseo lunar, agreste y arcilloso erosionado por el agua. Cada 19 de septiembre, los pastores celebran en él la Fiesta de la Trashumancia: la tradicional entrada de rebaños de ovejas que bajan del norte de Navarra para pasar el invierno. En el valle, las aguas de los ríos Ebro, Ega y Arga han creado un vergel de fértiles huertas en las que se cultivan verduras, hortalizas, además de viña, con resultados espectaculares. Sumado al poso de los romanos, el conocimiento agrícola de los árabes provocó la Revolución Verde en esta tierra: sistemas de riego más eficaces, nuevas plantas y mejora en los procedimientos de cultivo multiplicaron el alimento disponible y con ello, aumentó la población. Hoy, esa zona de cultivo, llamada la Mejana, conserva tanto los nombres como los conocimientos transmitidos por aquella cultura.

Arquitectura-Cultura

Shutterstock

Catedral de Santa María de Tudela. Turismo Navarra.

Tudela, la capital, cruce de caminos y unión de culturas, tiene una apasionante historia: en ella convivieron -durante más de 400 años- árabes, judíos y cristianos, lo que le ha aportado un enorme patrimonio multicultural. Después de su fundación por los árabes (s. IX), los judíos ejercieron una gran influencia en la localidad, propiciando su crecimiento económico y artístico -que hoy se puede admirar en la mayor parte de su Casco histórico-. El centro invita a perderse entre sus callejuelas. La Judería, Iglesias románicas y góticas, palacios de estilo barroco o la Plaza de los Fueros -centro neurálgico de la ciudad- y el resto de sus edificios os embrujarán. La mayor joya artística de Tudela y una de las de Navarra es su catedral, construida sobre la Mezquita mayor (s. IX). La reciente intervención de arqueólogos y restauradores, nos permite contemplar algunos restos del templo árabe y los estilos románico, gótico y renacentista en todo su esplendor. El resto de la Ribera navarra posee también una historia milenaria de enorme riqueza cultural, artística y arquitectónica. En la mayoría de sus pueblos, encontramos ejemplos magníficos como los monasterios de Fitero, Tulebras y La Oliva -fundados en el s. XII-, uno de los mejores ejemplos de arquitectura cisterciense. Corella es el exponente del barroco en Navarra. Fue la capital del reino de España durante algún tiempo: ya que la familia real (Felipe V, su esposa, Mª Luisa de Saboya, y el príncipe) se desplazó allí con toda la corte por problemas de salud de la reina. Cada año, este acontecimiento se escenifica el último fin de semana de octubre, en las Jornadas Barrocas. La localidad destaca por la importante arquitectura civil de sus palacios y casonas barrocas.

Turismo

El singular paisaje de las Bardenas Reales cambia según la estación del año e invita a disfrutarlo más de una vez, a pie, a caballo o en bicicleta de montaña. Otros atractivos turísticos se suman a la oferta de la zona, como el interés cultural de sus numerosos monumentos artísticos o su famoso balneario de Fitero, con gran tradición e historia por los personajes que lo frecuentaron. De oferta hotelera variada, uno de los alojamientos más llamativos son las cuevas de localidades como Valtierra y Arguedas. Utilizadas como vivienda o almacén, se han acondicionado como casas rurales llenas de comodidades y la mejor temperatura y nos hacen retroceder en el tiempo hasta los nuestros orígenes trogloditas.

Gastronomía

Gourmet-image

Cardo típico de Navidad. Gourmet Image.

Como en el resto de Navarra, una de las atractivos turísticos más importantes –o, el más- es el gastronómico y enológico. El clima de estas tierras, el agua que las riega pero, sobre todo, las manos expertas de los agricultores las hacen ricas en todo tipo de verduras y hortalizas. El plato tudelano por excelencia es la menestra elaborada con espárragos, alcachofas, alubias verdes, guisantes y habas frescas. ¡Le sacaréis chispas! Aunque, podemos disfrutar igualmente de estos productos de excelente calidad por separado en otras recetas. Especial prestigio poseen las alcachofas con Indicación Geográfica Protegida. Muy reconocidos son los cogollos de Tudela y, cómo no, los espárragos con Denominación de Origen. No podemos olvidarnos de las alubias pochas, habas, acelgas, apio, guisantes, pimientos, cardo y, por supuesto, la borraja, un tallo tierno y delicado que apenas se conoce fuera de Navarra. Todo irá aderezado con el sabroso aceite de oliva que también se recolecta en localidades como Ablitas, Cintruénigo o Corella. Pero la Ribera no es sólo huerta. El cordero protagoniza su calderete – guiso de carne y verdura-. También se consumen sus “jarretes”, que pueden acompañarse con excelentes vinos con denominación de origen de Navarra y de Rioja. Los encontraremos en la carta de los numerosos restaurantes de la Ribera o, directamente, en las bodegas que organizan visitas guiadas, catas y degustaciones. También podemos adquirir productos como conservas de gran calidad y dulces de todo tipo: entre ellos, buñuelos de Corella, cafareles o pastas de los monasterios de la zona como Tulebras o La Oliva. Nos encantará callejear por Tudela degustando los pinchos de sus bares y los mejores platos en sus numerosos restaurantes. También, participar en las numerosas fiestas gastronómicas que se celebran en la Ribera: como las Jornadas de la Exaltación de la Verdura de Tudela; el Día de la Cereza de Milagro; las setas en Cintruenigo y Cascante; el Día del Melocotón de Sartaguda; y la celebración de la gastronomía navarra en Cintruenigo.

Disfrútalo a través de nuestros packs

Enoturismo en Tierra Estella

Vineyard at sunset
Enoturismo en Tierra Estella

desde 65.00€ (IVA inc)

Ver

Sur

Imagen pack sur-castildetierra-menestra-tudela
Sur de Navarra

desde 200.00€ (IVA inc)

Ver

Las otras zonas de Navarra

Zona Norte

Baztan /Pirineo occidental - Pirineo oriental

Foto cedida por Gourmet Image

El norte de Navarra se caracteriza por el color verde de sus montes y valles. La abundante lluvia da origen a caudalosos rios, verdes praderas y frondosos bosques con abundancia de hayedos y robledales. El norte se divide en dos zonas, Pirineo occidental y Pirineo oriental. PIRINEO OCCIDENTAL La lluvia es el precio que paga este […]

Ver más

Pamplona y su comarca

Monumento al encierro en Pamplona

Podemos recorrer a pie los rincones y monumentos más conocidos de esta ciudad pequeña y manejable, aprovechando que -en estos últimos diez años- se ha peatonalizado gran parte del Casco Antiguo y del Segundo Ensanche. Además, la capital navarra es un pulmón verde que invita a disfrutar sus parques y jardines: como los de Ciudadela, […]

Ver más